Analísis Economico sobre el Programa del PSeDE

Tras la presentación de nuestro Programa Electoral en el PSeDE recibimos unas cuantas críticas por las Redes Sociales alegando que era muy ambicioso y que no dispondríamos de recursos suficientes para llevarlo a cabo en caso de poder gobernar.

En honor a la verdad debo decir que puede que tengan razón en cuanto que en su elaboración tan sólo hemos tenido en cuenta la información económica publicada en los Estados Contables publicados en la web del Ayuntamiento y la adicional que conocemos, por los medios de comunicación y otros (por ejemplo, el pago de cantidades relativas a procesos judiciales en curso).
Por tanto, al no poder disponer de toda la información económica, sólo podemos hacer propuestas basadas en los datos de que disponemos, dando por hecho que son ciertos y que esa es toda la información disponible, pero si no fuera así, nuestras conclusiones y propuestas podrían no ser apropiadas. Salvo el equipo Político del partido que Gobierna, ésto afecta irremediablemente a todos los demás partidos.
Una de las principales propuestas del PSeDE en estas elecciones es intentar lograr una gestión eficiente de los recursos públicos buscando la mejor solución para los segovianos.
En mi opinión muchas veces la buena gestión se ve dificultada ó incluso resulta imposible como consecuencia de anteponer ideología ó parecer consecuente con ella a la hora de tomar decisiones.
Es razonable que uno gobierne en función de su forma de pensar, pero si eso condiciona negativamente la decisión racional más eficiente, ya no estoy tan seguro.

Voy a intentar explicarlo con un ejemplo real del Ayuntamiento de Segovia.

El Ayuntamiento de Segovia , según los datos publicados en su web, gasta entre sus distintas áreas en «Electricidad«, anualmente, 2.266.398 €.
Esta partida de importe elevadísimo incluso para un ayuntamiento, está compuesta, por un lado del gasto en alumbrado público, incluido el de los monumentos, y por otro del gasto de las propias dependencias municipales, dispersas por gran parte de la ciudad.
Pues bien, si se procediera al cambio de la parte necesaria de las instalaciones actuales por las precisas para sustituir las actuales luces halógenas por las modernas LED’s, el ahorro en esta partida resultaría altamente recomendable.
Para aquéllos que no conozcan esta tecnología baste indicar que:

  • «Cualquiera que sea la bombilla halógena existente que tengas, el ahorro de energía típico con un LED comparable será de aproximadamente del 75 por ciento».
  • «Uno de los mayores inconvenientes de las bombillas incandescentes es la cantidad de energía que convierten en calor. Con las lámparas halógenas, aproximadamente el 90 por ciento de la energía utilizada se convierte en calor radiante. Con la iluminación LED, sin embargo, sólo una fracción de la energía utilizada se convierte en calor desperdiciado».
  • «Las bombillas halógenas están clasificadas para tener aproximadamente 6.000 horas de vida útil, mientras que las LED están clasificadas para tener aproximadamente 50.000 horas de uso«.

 


bombillas led

Como todo, tiene una pega. El coste de la nueva instalación sería alto (imputable únicamente al primer año), y el coste de reposición de las nuevas bombillas es mayor que el de las actuales halógenas.
Pues bien, nos informan que ya existen en el Ayuntamiento de Segovia desde hace años diversos estudios y propuestas de diferentes empresas del sector eléctrico que, una vez hecho un estudio con la pertinente auditoría de la iluminación actual, han presentado al Ayuntamiento de Segovia.
En esos proyectos se propone adaptar el alumbrado público a la tecnología LED, sustituyendo gradualmente la actual halógena. También se propone un estudio detallado de la potencia contratada en cada suministro, con su pertinente reducción en potencia y costes, y una importante bajada de los precios medios de las facturas al contratarlos todos con una misma comercializadora eléctrica (precio por volumen).
Asimismo esas mismas empresas proponen incluir un contrato de mantenimiento de la red y sustitución cuando sea necesario de las bombillas fundidas.
Pues bien, con todo ello, el ahorro para el Ayuntamiento sería superior al 30 % del coste actual, INCLUÍDA la instalación inicial y el mantenimiento de la red y sustitución de consumibles eléctricos.
¿Por qué no se hizo entonces?…. en mi opinión no se llevó a cabo porque un gobierno socialista no quiere salir en la prensa por haber «privatizado un servicio público».
Pienso que esto es un error. El ahorro de más de 600.000 € el primer año, y de unos 800.000 € el resto (estimación personal no basada en los presupuestos presentados pero que considero muy conservadora), supondría una reducción directa del gasto en las arcas municipales de casi 3 MILLONES DE EUROS en la primera legislatura, suponiendo un ahorro constante para el resto de años. Pero además podría hacerse mejorando el servicio, alargando al vida útil de las bombillas, incluyendo nuevas instalaciones eléctricas donde lo reclaman los vecinos, consumiendo menos energía eléctrica (bien escaso), y contaminando menos.
Es importante indicar también que la electricidad es un bien no sujeto a marca ni con diferentes características según a quién se le compre. La electricidad (salvo por su origen) será la misma con independencia de a quién se le pague. Y adicionalmente está el ahorro no cuantificado en este estudio de los actuales medios empleados para el mantenimiento y reemplazo de consumibles por el Ayuntamiento, que ya no serían necesarios y podrían destinarse a otras necesidades.
Con este remanente de tesorería, se podría, por ejemplo, en la primera legislatura construir la «Ciudad de la Infancia», uno de nuestros proyectos más importantes, absolutamente original y que consideramos imprescindible en nuestro modelo de ciudad.

 

Juan Ant. Suárez

Miembro de la Candidatura del PSeDE al Ayto. Segovia y a las Cortes de Castilla y León.

 

shutterstock_173532170

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *